Páginas

El Blog Es El Mas:

El Blog Es El Mas:

Fin del mundo DD:

domingo, 31 de enero de 2010

Un poco de TRONIC

Tronic

Acelerado punk popero, virus devora discos y un baterista asesinado, forman parte de la historia de Tronic.
A veces el destino se encarga de tirarte golpes lo suficientemente duros como para que te quedes tirado un buen rato. Y son esos momentos en los que uno descubre de qué está hecho. Algunos se arrastran fuera del ring y simplemente cuelgan los guantes. Otros, se paran y siguen. Son los que han dejado demasiadas cosas atrás como para devolverse. Los que hace rato cruzaron su punto sin retorno.

Tronic sabe de eso. De cómo la amistad sirve para pararse de nuevo. Apenas cumplieron la veintena, Rigo (25, bajo y voz), Chavín (28, guitarra y voz), ambos de San Carlos, y Carlitos (22, guitarra), chillanejo, dejaron las conversaciones en la plaza de armas de sus ciudades para venirse a la gran capital. Y como en las buenas peleas de boxeo, los primeros round fueron de reconocimiento. Rigo: "Yo tenía 30 amigos y todos decían lo mismo: nos vamos a ir a hacer música a Santiago, pero casi todos terminaron devolviéndose o dejaron de tocar". Carlitos: "Pasamos hambre y vivimos en lugares horribles". Chavín: "El peor trabajo que tuve acá fue sacando fotocopias. Tenía que estar todo el día apretando un botón. Me sentía como robot".

Las cosas mejoraron con la ayuda de un osornino que vivió en San Carlos: Koko Stambuck, el tipo detrás de Glup y las Supernova. Así Chavín se puso en la guitarra de la banda que todos acusaban de ultra copiona, pero que no dejaba de sonar en las radios. Y estuvo en esa hasta el 2001, cuando decidió que si se había venido del sur era para hacer sus propias canciones. Entonces con Rigo -su reemplazo en Glup- formaron Tronic.

Segundo round. Lo pierden al borde del K.O. Días antes de firmar contrato con Big Sur, un virus computacional borra todo el disco ya grabado. Chavín: "Cuando nos dimos cuenta nos quedamos sentados dos horas sin decir nada. ¿Qué otra cosa íbamos a hacer? Entonces decidimos dejar el grupo stand by". Rigo siguió en Glup. Chavín formó una nueva banda: Gufi. Y al poco tiempo firmaba con Sony México.

Tercer round. 2002. La muerte sube al ring.

Con un gran presupuesto, Gufi prepara su desembarco. La banda termina el disco y lleva una copia pirata a la Rock and Pop. Lo dejan con una secretaria. Un par de semanas después, Por Ella, canción que relata la historia de una polola suicida, comienza a sonar. Aunque ese disco nunca vio la luz, aún la tocan. Y harto. Chavín: "Al otro día de que escuchamos por primera vez un tema de Goofy en la radio, mataron al Chiguagua, el baterista. Lo apuñalaron en el corazón, en Puente Alto. Fue un golpe súper fuerte porque era mi amigo. Ahí se acabó Gufi. Sin él ni cagando seguíamos".

Cuarto Round. Combo final.

El verano del 2003 llega Carlitos y Tronic se reformula. Como no tenían baterista, arman los ritmos en computador. En la primera tocata de vuelta, un discman las oficia de batero. Chavín: "Igual creo que la muerte de Chiguagua influyó inconscientemente en nuestra decisión. Yo nunca he vuelto a tocar con un baterista tan seco como él. De ahí inventamos el dibujo de Ciro, nuestro batero. Y así quedó Tronic". Este año el grupo editó Ke Patine la risa, su segundo disco debut que los tiene sonando en las radios. Entonces basta ir a uno de sus recitales para darse cuenta que la cosa prende. Que su público salta, suda y canta junto a la banda. Y sorprende lo bien que lo pasan. Chavín: "Estamos creando un grupo de locos que nos siguen. Es pequeño, pero va bien". Rigo: "Sólo tratamos de tirarles cosas positivas. Hay gente que habla de amor o política todo el rato. Nosotros hablamos de tratar de reírse y tirar buena onda". Carlitos: "Que si el pendejo quiere ser boxeador que lo sea, pero uno de verdad, no a medias". K.O.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

APORTA CON UN MENSAJE A ESTA ENTRADA DE BAJO PRESUPUESTO O MATAREMOS A TU PERRO FIDO.